Seguramente has escuchado que todos los artistas deben tener un manager, y que si lo tienen significa que cuentan con cierto nivel de fama. Pues déjame decirte que no precisamente. En esta entrada hablé de la importancia de armar un equipo que te ayude a seguir creciendo tu carrera y lo que debes tomar en cuenta al elegir los miembros. El manager es el primero de tus “avengers” y estas son sus características. *Suena el tema de misión imposible*

Misión: Asegurarle oportunidades laborales al artista.
Poderes: Conocimientos del medio, contactos.
Datos importantes:

  • Realmente cree en el talento del artista.
  • Representa al artista en sus negocios (intermediario).
  • Ayuda en la selección del material para grabaciones o presentaciones en vivo.
  • Ayuda en la selección del personal para trabajar (músicos, productores, abogados, etc.)
  • Está disponible para el artista en referencia a temas que incumban su carrera musical.
  • Sugiere a los “jefes” del artista (directores, productores, disquera, etc.) cómo usar el talento del artista en favor de este.

Notas:

  • Puede o no ser exclusivo.
  • Puede estar especializado en un género musical (artistas que representa).
  • No es lo mismo que un agente. El manager representa al artista, el agente es el que le consigue trabajo al artista.

El chiste es que mientras estás concentrado creando música, el manager será el intermediario entre todas las oportunidades laborales y tú. Pero siempre con tu consentimiento.

Fuente: The Music Business – A Legal Perspective. Peter Muller.

Imagen: ThiagoEnric