Warning: Use of undefined constant REQUEST_URI - assumed 'REQUEST_URI' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/discoray/public_html/wp-content/themes/Disco-Rayado-Theme/functions.php on line 74
Robbie Williams en el Corona Capital 2018 - Disco Rayado

El Headliner del primer día del Corona Capital fue Robbie Williams. El inglés de 44 años superó por completo las expectativas del público, llevándolo en un recorrido por su carrera musical y manteniendo los ánimos al máximo durante las dos horas que duró el acto. La fecha formó parte de su “The Heavy Entertainment Show Tour”.

Alrededor de las 11:00 pm en el escenario principal del evento sonaba el “himno de Robbie”, una parodia muy acertada de Land Of Hope And Glory que hizo reír a más de uno. Comenzó The Heavy Entertainment Show, con la que el cantante hizo su entada triunfal, dejando ver el tamaño de la producción que traía.

Después de saludar a la CDMX y simplemente ser él, siguieron temas como Let Me Entertain You, Monsoon y Freedom! ´90, cover de su ídolo George Michael.

La interacción de Williams con sus seguidores fue una constante durante todo el concierto. En su sección a capella retó a los asistentes a ver si se sabían algunas letras, entre las que se encontraban Livin’ On A Prayer, Take On Me, Stayin’ Alive y You´re The One That I want. Ésta última fue la menos coreada (mal ahí).

Conforme la noche avanzaba, el momento dorado de una fan se acercaba cada vez más. Robbie subió a una chica de Guadalajara, con la cual jugó y a la que dejó darse vuelo para al final regalarle una selfie. El escenario corona se coloreó de verde cuando llegó el momento de cantar Tripping, canción emblema del álbum “Intensive Care” y una de las más esperadas junto a Rock DJ.

Better Man marcaba la parte final del show, número que el cantante hizo a dueto con su padre. Después de esto vino Angels, que fue entonada a todo pulmón. Usando una camiseta de futbol de la selección mexicana con el número 3, Robbie Williams se despidió a lo grande con My Way invitando al público a cantarla a manera de Karaoke.

Sin duda un espectáculo que valió la pena cada minuto de espera y el inevitable desastre que significaba salir del autódromo y regresar a casa. ¿Cuántos años pasarán para que el inglés nos vuelva a visitar?

Imágenes: Arturo Corona