Hugh Jackman está en nuestro país para dar por terminada su gira The Man. The Music. The Show, con la que ha recorrido el mundo durante los últimos cinco meses. El actor aprovechó su viaje para visitar algunos puntos de interés como el Parque Quetzalcóatl y el Museo Nacional de Antropología.

La noche de ayer se presentó en la Arena Ciudad de México, ante un público que lo esperaba ansioso y que agotó las entradas para el evento a días de anunciarse el concierto. Esto fue lo que pasó.

A las 21:10 se apagaron las luces de recinto para iniciar con The Greatest Show, canción de la película The Greatest Showman que Hugh protagonizara en 2017 junto a Zac Efron y Michelle Williams, a esta le siguieron Come Alive de la misma cinta y Gaston, del musical La Bella y la Bestia, producción en la que estuvo en 1996.

El intérprete de Wolverine se mostró amable con los asistentes, a los cuales contó su fascinación con México y resaltó la importancia de nuestra cultura ante el mundo. Después de esto compartió con todos la canción que bailó el día de su boda Just The Way You Look Tonight, con lo que presentó a su esposa que se encontraba entre el público, y que lo ha acompañado en cada una de las fechas de esta gira.

Hugh Jackman mostró sus dotes musicales al interpretar You Will Be Found, del musical Dear Evan Hansen, acompañándose solo de un piano. La atmósfera se hizo más alegre al escuchar el clásico New York, New York que hiciera popular Frank Sinatra. La sorpresa de la noche fue la invitada Keala Settle, quien cantó This Is Me, otro de los temas de The Greatest Showman.

Uno de los momentos más aplaudidos fue el bloque de Los Miserables, donde Jackman interpretó el soliloquio de Valjean, On My Own y One Day More, acompañado de sus coristas de cabecera y del coro gay de la CDMX.

Después de un receso de veinte minutos, el australiano regresó personificando a su compatriota Peter Allen, interpretación que le valió un Tony en 2004 por el musical The Boy From Oz; la favorita A Million Dreams, fue muy aplaudida. Hugh Jackman es un artista completo, y lo demostró a lo largo de su show, sorprendiendo a todos con sus habilidades en su rutina de Tap.

El concierto llegó a su fin con las canciones From Now On, y Once Before I go.

Definitivamente el espectáculo valió cada día de espera, es una verdadera fiesta en la que el ánimo se mantiene arriba con las canciones de diversas películas y musicales de Broadway. El carisma del actor se ve reflejado en su trato con el público y con su propio equipo. Es una experiencia muy difícil de olvidar.

Esta noche Hugh Jackman ofrece el último concierto de la gira, y aún hay lugares disponibles en el inmueble de Azcapotzalco.

Imágenes: Arturo Corona